Cues­tiones sociales


La Tierra ofrece suficiente para las necesidades de todos, pero no para la codicia de todos. Queremos un gobierno que esta en el servicio de las personas y los animales. La compasión y la sostenibilidad deben ser el principio rector. Ayudar a los más pobres y víctimas del hambre y la violencia es una cuestión de civilización. Los derechos humanos están ahí para ser respetados. Queremos una democracia transparente en la que se escuche la voz del ciudadano, donde los derechos de los animales son una cuestión natural y en la que se aplica la ley de los más débiles, no la ley de los más fuertes.

La sociedad que defendemos nosotros pone la sostenibilidad y la compasión por encima del beneficio económico en el corto plazo. Respeta la libertad y la privacidad de sus habitantes y otorga a los ciudadanos un papel más importante en la toma de decisiones que los bancos, las multinacionales y los grupos de presión. Queremos gobiernos que brinden tanto a las personas como a los animales la oportunidad de vivir una vida buena y plena.

Relacionado

El Blog de Esther: Se huele en el aire los vientos de un cambio positivo

El historiador Philip Blom ya lo dijo: "Nos encontramos en un punto de inflexión: puede inclinarse de una manera u otra. Estamos atrapados en un modelo económico que no puede continuar por mucho tiempo. Terminará en una catástrofe con nuevas pandemias, guerras por falta de recursos y desastres similares, o elegimos una dirección diferente. Pero habrá un cambio. Sea como sea. En todas partes hay i...

Noticias