Holanda quiere plantear la caza ilegal de ballenas en Japon


20 febrero 2017

Sea Sheperd/Glenn Lockitch

Holanda quiere plantear la caza ilegal japonesa en las discusiones sobre un acuerdo de comercio entre Europa y Japón. Esto anuncio el ministro Koenders (Relaciones Exteriores) en respuesta a las preguntas presentadas por el Partido para los Animales. La Comisión Europea, que negocia en nombre de la UE con Japón en el Tratado, se negó hasta ahora exigir a Japon un alto a la caza de la ballenas durante las negociaciones.

El compromiso del ministro Koenders fue presentado el 09 de febrero de 2017 en respuesta a las preguntas que hizo la diputada Esther Ouwehand y la Eurodiputada Anja Hazekamp, durante el debate anual sobre el estado de la Unión Europea.

Desde 1986 existe una prohibición internacional sobre la caza comercial de ballenas, con el fin de proteger a los animales de la extinción. Sin embargo, Japón no respeta esta prohibición y hasta la fecha sigue cazando ballenas, supuestamente para una investigación científica. La Comisión Europea indico previamente no querer incluir ningún capítulo específico sobre la caza de ballenas en el tratado de comercio. El partido para Los Animales por lo tanto, está satisfecho con el compromiso del ministro Koenders.

“Holanda rechaza la caza de ballenas, que es un buen comienzo. Luego, se trata tambien de ejercer presion alli donde se puede. Es positivo que el ministro Koenders ahora también lo va a hacer, “opina Ouwehand.

Según La Eurodiputada Anja Hazekamp, es importante dejar en claro a Japón que la caza ilegal de ballenas tiene consecuencias para las relaciones comerciales con Europa. Por iniciativa del Partido para los Animales una mayoría en el Parlamento Europeo el año pasado ya se declaro en contra de la caza de ballenas en Japón.

“Japón tiene que dejar en paz a las ballenas y respetar la prohibición internacional de la caza de ballenas. Con el compromiso de Holanda en el bolsillo vamos a demandar nuevamente que la Comision Europea pone a la caza de ballenas como una precondición absoluta para la próxima ronda de negociaciones sobre el Tratado de libre comercio con Japón” señaló Hazekamp.