Acti­vistas anima­listas turcos exigen mejorar la protección de animales durante una mani­festación en Estambul


20 diciembre 2017


Cuidadanos turcos protestan por una mejor protección de animales

El 3 de diciembre, un soldado cumpliendo su servicio militar fue grabado cuando atrapó un gatito en la entrada de un edificio del ejercicio y lo golpeó y pateó varias veces hasta matarlo. Este acto fue grabado en un video. Aunque el soldado fue detenido, se liberó después de pagar una fianza de € 49, mientras que la investigación continúa.

La Ley de Protección Animal, que entró en vigor hace 14 años en Turquía, únicamente impone una multa pecuniaria en caso de algún crimen contra un animal. Los casos de tortura, como el del gatito mencionado arriba, se repiten todos los días. Crímenes cometidos en contra de los animales definidos como “mascotas” (o bien, los animales que tienen un dueño) son considerados como “daños en propiedad” de acuerdo al código penal turco. En este caso los responsables pueden sentenciarse de 4 meses a 3 años de cárcel. Peo la Ley de Protección Animal en realidad no protege los derechos de los animales.

Durante varios años los activistas animalistas han luchado para exigir mejores leyes en cuanto a los derechos para los animales. Manifestaron de nuevo durante el Día Internacional de los Derechos Animales, el 10 de diciembre, en Estambul en contra de la impunidad de crímenes contra los animales y exigieron el encarcelamiento sin postergación (de por lo menos dos años) a los abusadores. Un día antes de la manifestación, el Ministro de Justicia, Abdülhamit Gül, anunció que estaba por terminarse una regularización legislativa. Con esta nueva legislación se aumentarían las multas pecuniarias y se permitiría el encarcelamiento en los casos de tortura de animales. Activistas por los derechos de los animales seguirán luchando hasta que se incluyen en la legislación los castigos disuasorios para los que torturan o abusan de los animales.