El Parla­mento Europeo: Noruega debe detener la caza de ballenas


21 septiembre 2017

La semana pasada el Parlamento Europeo apoyo por amplia mayoría una moción presentada por el Partido para los Animales que llama a Noruega parar la caza comercial de ballenas. El Parlamento Europeo también quiere frenar el transporte de la carne de ballena proveniente de Noruega hacia Japón a través de los puertos europeos.

“Esta declaración hecha por el Parlamento Europeo aumenta la presión internacional sobre Noruega. :La caza de ballenas es cruel y constituye un peligro para la supervivencia de estos animales impresionantes, “dice la Euro-parlamentaria Anja Hazekamp (Partido para los Animales).

La caza de ballenas está prohibida mundialmente desde 1986, pero Noruega, Islandia y Japón se niegan a esta prohibición. Desde la prohibición en 1986, Noruega ya mató a más de 13 mil ballenas. Este año el país programa matar a 999 de estos animales.


Euro-parlamentaria para el Partido para los Animales, Anja Hazekamp demuestra, junto con sus colegas, que están en contra de la caza de ballenas

El Parlamento Europeo llama a Noruega aceptar por fin la prohibición internacional y la caza de la ballena. Aun no puede imponer la prohibición, porque Noruega no es miembro de la UE.

Bruselas si puede asegurar que la carne de ballena proveniente de Noruega ya no puede ser transportada hacia Japon a traves de los puertos Europeos. Aunque la compra y venta de productos de ballenas está prohibida en la UE, la carne de ballenas si puede ser transportada a través de los puertos de la UE. Una falla en la ley de la que se aprovechan estos países con entusiasmo. Por ejemplo, en octubre de 2016 se transportaron unos 3 mil kilos de carne de ballena desde Noruega a Japón a través de los puertos en Alemania, Francia y Malta. Grupos ecologistas advierten que la exportación Noruega de carne de ballena está creciendo cada vez mas.

El Partido para los Animales ahora quiere una prohibición total en el envío de productos de ballena a través de los puertos de la UE y es apoyado en esto por el Parlamento Europeo. “La caza de ballenas está prohibida por ya más de treinta años. Entonces es contradictorio ayudar en el transporte a los países que hagan caso omiso de las medidas internacionales de protección. Una prohibición de envío dificulta el comercio de productos de ballena y desalienta en esta forma también la caza, “dice la Euro-parlamentaria del Partido para los Animales Anja Hazekamp.

Ahora que el Parlamento Europeo haya apoyado la propuesta del Partido para los Animales, depende de la Comisión Europea y los 28 países de la UE para decidir si la prohibición para productos de ballena realmente sea realizada.