El primer debate del nuevo parla­mento giró en torno al calvario de los animales en el matadero


3 abril 2017

Las primeras preguntas orales del nuevo parlamento pusieron sobre la mesa la cuestión del sufrimiento animal en los mataderos. Se las planteó nuestra parlamentaria Esther Ouwehand al secretario de Estado de Asuntos Económico. A petición del Partido por los Animales, el gabinete va a apostar por la videovigilancia en los mataderos.

El motivo del interrogatorio al secretario de Estado fueron las imágenes grabadas clandestinamente por la organización activista Animal Rights, las cuales muestran un matadero belga donde se incumplen estructuralmente todas o casi todas las normas de bienestar animal y seguridad alimentaria. Terrible, pero no sorprende, comentó Ouwehand sobre el indignante tratamiento que reciben los animales en un matadero al otro lado de la frontera: “Pretender vender la mayor cantidad de carne posible al precio más bajo posible significa, literalmente, matanzas masivas en toda Europa, incluida Holanda”.

En Holanda se sacrifican todos los días más de un millón de animales. Cada hora se ejecutan 650 cerdos. Los vigilantes de la agencia alimentaria de Holanda (NVWA) apenas tiene cinco segundos para evaluar cada cerdo. El Consejo de Seguridad constató además que el sector “no duda en incumplir la ley”. Por tanto, también hay motivos para preocuparse por el tratamiento de los animales en mataderos de Holanda. El Partido por los Animales considera que hay que reducir drásticamente el número de animales sacrificados y que en todos los mataderos debe haber cámaras, y que tanto los vigilantes como el público en general deben tener acceso a las imágenes de las mismas. Esther Ouwehand: “Que el gabinete opine ahora que hace falta un sistema de videovigilancia es un paso en la buena dirección. Pero este no debe ser voluntario, sino obligatorio. Aunque lo mejor para el bienestar animal, por supuesto, sería sacrificar menos animales”.