Blog de Esther: la lucha por la eman­cipación continúa


5 noviembre 2019

A principios de octubre, nuestra fundadora Marianne Thieme se despidió del Parlamento Holandés después de un periodo de 13 años. Ella ahora va a luchar por nuestros ideales fuera del Parlamento. Por ahora, yo estoy asumiendo sus funciones como presidente del grupo parlamentario. Eso significa que también escribiré mensualmente blogs internacionales. ¡A través de estos blogs espero mantenerme en contacto con el creciente grupo de personas de todo el mundo que están comprometidas con la naturaleza, los animales y el medio ambiente!

Octubre fue un mes muy turbulento. Una vez más resultó que la política agrícola en los Países Bajos es una sola tristeza. Entre otras cosas por nuestra industria ganadera insosteniblemente grande, los Países Bajos sufren de un excedente de nitrógeno, lo que causa daños importantes a la salud de las personas, los animales y la naturaleza. El gobierno ha tratado de resolver este problema de nitrógeno con un truquito legal, pero el juez administrativo general más alto de los Países Bajos recientemente eliminó ese truquito de la mesa. Ahora, todo Holanda está trastornado, porque nuestro país, después de muchos años de mala politica, realmente tiene que cumplir con las normas europeas de conservación de la naturaleza.

El gobierno ha sabido ya durante veinte años que la cantidad de animales en la ganadería debe reducirse en al menos un 50%, pero no tenía el valor para seguir adelante. Los agricultores, los animales y la naturaleza han estado esperando durante mucho tiempo a un ministro que tenga el coraje de alejar a la agricultura del callejón sin salida del veneno y el aumento de escala en la que todos estamos atrapados. Por lo tanto, el Partido para los Animales ha argumentado nuevamente que la ganadería debe reducirse rápidamente y que debemos ayudar a los agricultores a cambiar a una agricultura saludable, regional y amigable con los animales la que si sea preparada para el futuro.

Esther Ouwehand presidente del grupo parlamentario del partido para los Animales.

Hemos insistido con la Comisión Europea para que examinen si los estándares de nitrógeno más débiles existentes en países como Bélgica, Alemania, Francia y Dinamarca son perjudiciales para la naturaleza. Si resulta que estos países también están violando los estándares europeos con respecto a la protección de la naturaleza, también deben ser llamados a la atencion.

También hemos propuesto una amplia gama de medidas para abordar el problema del nitrógeno. La aviación debe reducirse, la importación de alimentos para animales de América del Sur debe detenerse, los subsidios para quemar árboles en las centrales eléctricas de biomasa deben terminar y debemos reducir la velocidad máxima.

El que insista finalmente gana. Lo hemos demostrado el mes pasado en el Parlamento Europeo al evitar el debilitamiento de la directriz para las abejas, un plan para proteger a las abejas. La Unión Europea ahora no debe servir a los intereses del lobby venenoso, sino de las abejas y otros insectos. ¡Además de esto, finalmente habrá una prohibición del peligroso tiacloprid veneno agrícola!

Después de la lucha sin fin del Partido para los Animales, también se canceló un préstamo europeo de 100 millones de euros (!) destinado al gigante de pollos avícolas ucraniano MHP. ¡Así que no hay nuevas fábricas de animales en Ucrania y Eslovenia! Eso ahorra mucha miseria, no solo para millones de pollos, sino también para aquellos que viven cerca a un mega establo como ese.

Animal Protection Party of Canada.

En el mismo mes, nuestro partido hermano canadiense (Animal Protection Party of Canada) causó revuelo con su participación en las elecciones federales. Todos los candidatos eran veganos y lograron transferir bien la historia importante sobre lo todo lo que les causamos a los animales y a nuestro entorno.

Juntos estamos a la vanguardia de una nueva lucha de emancipación que finalmente ganará. Por ejemplo, junto con nuestro partido hermano canadiense, estamos resistiendo contra acuerdos comerciales destructivos como el CETA, una convención que pone en peligro a la naturaleza, el bienestar animal y el medio ambiente. Por nuestra iniciativa, habrá una audiencia sobre esto el miércoles entrante. Ahora hemos podido convencer a casi la mayoría de los parlamentarios en la resistencia contra el CETA. ¡Así que nos esperan unos momentos bastante emocionantes!

Hasta la proxima vez,

Esther